Pasos para obtener una certificación



Cuando una empresa está interesada en obtener cualquier tipo de certificación lo primero que debería hacer es realizar una auditoría previa para saber si cumple los requisitos mínimos necesarios y qué cambios o adaptaciones tendría realizar.
Lo más indicado es encargar este trabajo a un auditor experto e independiente que determine de forma objetiva e imparcial si la certificación es posible o no, así como proponer soluciones para aquellos aspectos que no se cumplan, y valorar la viabilidad económica que se puede esperar. 

Las entidades de certificación, sus fundaciones, gabinetes u organizaciones vinculadas, así como las empresas de suministros (fertilizantes, tratamientos, piensos, etc) pueden tener interés comercial en que el interesado acceda a dicha certificación. Por lo tanto no es muy aconsejable recurrir a ellas para realizar una primera valoración.

Sólo si la certificación se demostrara viable y rentable es cuando se debería realizar la solicitud. Para casi todos los tipos de certificaciones suele haber varios organismos autorizados, cada uno con unos procedimientos de trabajo diferentes y a veces con tarifas también muy distintas, lo cual conviene tener en cuenta antes de decidirse por una u otra entidad. 


Los trámites y procedimientos de trabajo también suelen variar, siendo algunas entidades mas ágiles que otras. La documentación que exigen suele estar relacionada con el cumplimiento de determinados requisitos, por lo que una auditoría previa es la mejor manera de recopilar toda la información necesaria y acelerar los trámites para obtener  cuanto antes el certificado. Por ejemplo en el caso de la certificación Agricultura Ecológica, el denominado "plan de conversión" (evaluación de riesgos de contaminación + medidas para garantizar el cumplimiento) sería el resultado de de una auditoría previa junto con las acciones correctoras que se tomarían para adaptar el manejo de la explotación a los requisitos de las normas de producción.

Una vez alcanzada la certificación, también se aconseja encargar una auditoria previa a las a las que realiza el organismo de certificación, de manera que se puedan corregir los posibles incumplimientos a tiempo no se generen no conformidades que puedan tener como consecuencia una suspensión o retirada de la certificación ya obtenida