Agricultura 4.0 en la 4ª revolución digital: más inteligente, sostenible, segura y nutritiva

Olga San Jacinto, de Google, nos hizo reflexionar e imaginar el futuro

Tras la implantación de los ordenadores en las empresas, el acceso global a Internet y la generalización del uso de smartphones y sus aplicaciones, en la actualidad estamos asistiendo al desarrollo de la robotización y la inteligencia artificial. La producción agropecuaria y la agroindustria no van a ser ajenas a esta transformación, que nos va a llevar a una nueva revolución ya etiquetada como Agricultura 4.0

Nuevos conceptos e ideas generarán nuevas formas de trabajo y de negocio. El "machine learning" permitirá que todo tipo de maquinaria (desde tractores y sus aperos, equipos suministradores de agua y alimento, maquinaria de fabricación industrial, etc) utilizados para automatizar tareas o procesos, aprendan a mejorar su eficiencia. Conectados a Internet (IoT "internet of things") generarán un gran volumen de información junto a los diferentes sensores instalados en el campo, las industrias, el transporte, las personas, los drones o los satélites, de tal manera que convenientemente filtrada y procesada ayudará a garantizar la trazabilidad y a optimizar todos los procesos.

La tecnología sustituirá tareas pero probablemente se crearán nuevos empleos asociados a nuevas necesidades. Lo que requiera una capacidad mental y emocional no podrá ser sustituido por máquinas u ordenadores. Por ejemplo la realización  de auditorias que validen evidencias de todas estas fuentes y las evalúen junto con observaciones y entrevistas personales, recogida de muestras y análisis, etc. 

Asistiremos a un proceso de desmonetización de la economía, en el que el flujo de datos tendrá tanta importancia como el flujo financiero. El blockchain garantizará la autenticidad y fiabilidad de esos datos disponibles al momento. La economía colaborativa y contar con "partners tecnológicos" será un complemento importante a las relaciones proveedor-cliente. La cadena alimentaria pasará a ser una red alimentaria.

El cambio que viene parece que será más profundo e impactante que el causado por la llegada de Internet, y podría permitir una producción y comercialización de alimentos más inteligente, sostenible, segura y nutritiva. Habrá que estar atento a estos cambios para adaptarse y aprovechar todas las posibilidades que nos ofrecen.

Estas son algunas de las ideas extraídas del tercer encuentro #DATAGRI2018 celebrado en Córdoba el 26/11/2018 y al que fue un placer poder asistir.  Más información: http://www.datagri.org/

Entradas populares